UREÑA RIB

OBRA PICTÓRICA

 

Pintura Orgánica de Fernando Ureña Rib

 

 

 

CUENTOS

 

LIBROS DE UREÑA RIB

ARTE DOMINICANO

 

AMAZONAS Y NINFAS DE

FERNANDO UREÑA RIB

MARIANNE TOLENTINO
 

 

 


 



 

 

 


Pronto, pues, Fernando Ureña Rib iba a emprender otros caminos, distantes del estricto legado tradicional, pero hubo previamente un brevísimo período que calificaríamos de intensa reflexión, todavía académica. Él continuó profundizando la fisionomía de los rostros y de los objetos pienso en un excelente bodegón del 1975 al mismo tiempo incrementó solidez materialidad, y exaltado también el juego sutil de los reflejos y los focos luminosos. La organización de los elementos en la superficie es aplomada, el colorido a la vez más refrescante y más enérgico.


La crítica dominicana y extranjera había expresado que ha Fernando Ureña Rib interesaba más el tratamiento de la figura y la subjetividad de una atmósfera que la fuerza de la composición y su síntesis en el espacio. Entonces, él exploró la imagen en ese sentido. Trabajó líneas, formas y colores, como objetivo preeminente. Para esos fines, empleó el tema pretexto de la casa por la geometría inherente a la arquitectura, insistiendo en techos, paredes y puertas. Introdujo en las estructuras principales la curiosa presencia de una barrena o de una llave inglesa. En nuestra opinión por razones esencialmente conceptuales: llevar a su pintura concretándola por herramientas signos la construcción y la "prefabricación".


En efecto, en esa fase de geometrización sistemática, para conseguir parte de la descomposición del objeto en fases. El artista aparentaba experimentar intelectual o materialmente, poco importa doblando y redoblando módulos. Luego, colocaba el y los movimientos en un entorno igualmente geométricos de áreas divididas metódicamente.


En tales combinaciones, hubieran podido realizarse perfectamente mediante un "collage" de papeles de colores, se buscaba establecer tensiones, equilibrios. Simetrías, oposiciones, en fin relaciones puramente formales y estructurales. El escalonamiento de los planos se obtenía por la disposición morfológica y cromática combinadas.

El tratamiento bidimensional de la pintura obtenía la tercera dimensión sobre la base de efectos ópticos, cuidadosamente asociados. Así mismo, alternaban fuerzas estáticas y dinámicas, en distintas direcciones, principalmente hacia arriba o abajo, agregándose a veces una flecha señalizadora, formalmente integrada con los demás signos.
Simultáneamente, Fernando Ureña Rib investigó en otra corta secuencia, relaciones ópticas, geométricas y rítmicas, empleando esa vez como estructura central el espaldar de una rústica silla Elementos secundarios contrapuestos entre ellos una silueta con el perfil de un sombrero favorecían el juego morfológico.


Al igual que en la serie del Hábitat objetos y figuras cumplían un papel "funcional" centrado sobre la investigación formal, de ninguna manera intervenía un aspecto anecdótico. Una verdadera pasión de búsqueda caracterizaba entonces a Fernando Ureña Rib.
 

Para estudiar el movimiento en el espacio, él utilizó su hábil manejo de la anatomía en composiciones de personajes y de aves. Con modificaciones en el tratamiento gráfico y pictórico, esa fase duró varios años, eslabonándose más con el Fernando Ureña Rib de hoy. En la línea predominaban curvas y ondulaciones, y el motivo se adueñaba de la superficie. El fondo cobraba vitalidad e intensidad de color y en él flotaba una atmósfera de sueños. La fluidez de la ejecución instrumentaba el flujo psíquico.


MARIANNE DE TOLENTINO

 
 

 

 

 

 

FERNANDO URENA RIB

ART STUDIO

 

 

CONTACT INFORMATION

  

Revisado: May 26, 2013
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. ALL RIGHTS RESERVED

 

 

 

Home Contact us Search for Artists profiles Latin Artists Directory

© Latin Art Museum 2006.
 free hit counter