TRADICIÓN MUSICAL RECREADA

 

LAS INVESTIGACIONES FOLKLÓRICAS DE

IRKA MATEO

FERNANDO UREÑA RIB

 

 

 


 

 

 

¿MÚSICA MARGINAL O MARGINADA?

Conocí a Irka Mateo un verano estruendoso. Se celebraba el Festival de Jazz de Montreal, en 1994 y durante ese tiempo la ciudad estalla, se desborda y cada calle del centro se convierte en un espectáculo multiracial en el que coinciden grupos africanos, árabes, europeos y latinoamericanos. En ese año Irka era una de las invitadas especiales del festival junto a su compañero Tadeo de Marco, un brasileño que se dejó arrastrar por su amor y por el de la isla de Santo Domingo.

En ese tiempo, Irka y Tadeo entablaban un diálogo musical y creativo con el folklore tradicional norteamericano (particularmente el blues y el jazz), fundiéndolo con ricas experiencias tomadas de las músicas tropicales, caribeñas y brasileñas.  Allí llegó Luís Díaz con su onda bohemia, su desenfado y sus resabios. Apareció de pronto el fotógrafo Martín López, la cantante Ingrid Best y nos reuníamos todos en mi estudio de la calle Ste.Catharine para tomar vino, oír música nueva y entablar nuevos diálogos con respecto a lo que hacía falta en el mundo de nuestra música.

Cuando se disolvió el grupo Irka y Tadeo, Irka abandonó también el jazz y decidió explorar la inagotable riqueza folkórica dominicana. Se fue a los bateyes del este, a los campos desolados del sur, a las exuberantes praderas del norte y estudió sobre el terreno la estructura rítmica y sonora de los atabales, las salves, los palos, la música de las velaciones y de los carnavales. Estudió los aspectos lúdicos y sincréticos de los Guloyas y el Gagá. Tomás Morel, Fradique Lizardo y Dagoberto Tejeda habían sentado precedentes en sus estudios teóricos sobre la materia. Luís Díaz y posteriormente Juan Luís Guerra, Roldán,  Duluc y Marlyn Gallardo se nutrían de ahí. Esta última en lo que toca a la danza.

Pero hasta Irka no creo que hubiera músicos que se dedicaran a esas músicas llamadas marginales. Pero marginados eran los que se apartaban de las modas apabullantes en busca de los cantos sagrados, de la música ceremonial, de las palpitantes liturgias del Gagá y de los bateyes.   Para Irka fue esta una etapa fructífera donde descargar sus más íntimos dolores. Un quejido hondo, reiterativo y sin embargo, pleno de ritmo y de nostalgia se apoderaba de aquella música.

Hoy, Irka Mateo vuelve a cantar. Lo hace de forma más pausada. Me recuerda aquellos versos de María Bethania en la canción Tocando Emfrente: "Voy despacio porque ya tuve prisa y llevo esta sonrisa porque ya lloré demás.

Precisamente, la onda es más sensual y dramática, salpicada de humor tropical y cachondeo, relajada pero incisiva. Ella misma escribe sus canciones y se advierte tanto en las palabras y la voz como en la interpretación una dulce ironía, un haber vivido, una confesión íntima y cálida.

Fernando Ureña Rib

 

 

 

PATRICIA PEREYRA Y TIZANA
 

Esta banda es una de las más representativas dentro de la música contemporánea Dominicana. Patricia, oriunda de Santiago de los Caballeros, comienza su largo recorrido
a mediados de los años ochenta y es actualmente una de las voces femeninas más respetadas en todo el país.

Su grupo Tizana ha sufrido varias formaciones y cambios de nombre a través de los años. Ellos se encargan de darle la onda a cada canción que escribe Patricia. Actualmente, Tizana está formada por cuatro músicos criollos: Guy Frómeta
(batería y percusión), Federico Méndez (guitarras), Oscar Micheli (teclados)
y Peter Nova (bajos).

Anteriormente, músicos como Juan Francisco Ordóñez, Héctor Santana, Kike
Del Rosario, Rafael Mirabal, Waldo Madera y Rafa Payán han formado parte vital
de esta agrupación.

Las canciones de Patricia mezclan el Blues, Jazz, R&B, Funk, Rock, Bolero y
otros géneros.
La artista ha participado en varios festivales internacionales (Montreal, Moscú) y en un sin número de conciertos en toda la República Dominicana. Ha sido nominada a los Premios Casandra en dos ocasiones y tiene en el mercado dos producciones:
Gala (Aljibe Discos, 1999) y Cabaret Azul (Tereke Discos, 2002).”


“Cabaret azul” reúne a Pereyra y Ordóñez

LOS ARTISTAS PRESENTAN CÁLIDO CONCIERTO EN EL CENTRO CULTURAL DE ESPAÑA

 
Rosario Medina Gómez


Patricia Pereyra la noche que reunió un grupo de amigos para compartir ‘‘Cabaret azul’’.
a noche que en principio se vestía de estrellas, se llenó de blues con la aparición de Patricia Pereyra, quien con su voz rebosada de “feeling” trajo composiciones al presente, en compañía de Juan Francisco Ordóñez, tal cual pasó en la década de los ochenta.
Ellos asumieron las letras que tomaron prestadas a Federico García Lorca, Luis Díaz, Amaury Pérez, Nicolás Guillén, Rafelito Mirabal, Manuel Jiménez y las juntaron con las propias para retribuir con magia a un público que acudió antenoche al Centro Cultural Español a dar respaldo a la calidad.
Con la vestimenta que caracteriza a Patricia Pereyra (batola roja, cabello peinado en una trenza...) se notó radiante al interpretar los temas que integran su producción “Cabaret Azul”, que también fue el nombre del espectáculo en el que fue acompañada por un grupo de músicos amigos.
Al tiempo que llamaba cada canción al escenario, desde ‘‘El Gato’’, escrita por Luisa Rebeca, convidaba a Guy Frómeta, David Almengod y Slobodan Veljkovic a que fueran cómplices cada vez que le robaba los aplausos al público.
“Cabaret Azul” fue cantado aún debajo de una llovizna que más bien puso fuerza a la interpretación de la artista, quien confesó haberse sentido como la primera vez que tocó un escenario.
Tereke Producciones, que es lo mismo que decir Roldán Mármol, fue el pradrino del trabajo que incluye 12 temas, y que estuvo preparado por un equipo integrado por Marcos Féliz, Eric Ramos, Augusto Valdivia, Mariano Hernández y Chichí Peralta, en la percusión.
La noche tanto para Pereyra y Ordóñez tuvo momentos de mayor esplendor al interpretar poemas como ‘‘La danza’’, de García Lorca, instante en que cambio su voz a un ritmo de flamenco y de nuevo el auditórium la reverenció con un estallido de aplausos.
Xiomara Fortuna, parte del sello Tereke Producciones, igual que artistas plásticos y poetas, acudió al Centro para respaldar a los protagonistas de Cabaret Azul.
Roldán Mármol, presidente de la disquera, expresó su satisfacción por la acogida de los asistentes, al tiempo de anunciar que con el respaldo a este tipo de artistas se trata de hacer llegar el trabajo al plano internacional.
En un recital de poemas musicalizados, vino la interpretación primero del Gato, a la que siguió Organdí, Un amor, Improvisación sobre La Reina de las flores, Crepúsculo, Arcoiris, De Verde Claro, Fantasmas, Tonada de Toro, Soneto y La Danza, para culminar con el bolero Delirio.
La reacción

Patricia, ¿cómo se siente después de tener este contacto con el público?
Para mí esto es una maravilla. Estuve tan nerviosa como si hubiera sido la primera vez que cantaba.

¿Cómo evalúa la aceptación de este trabajo al ser presentado nuevamente tantos años después?
Ha sido una experiencia maravillosa, porque en aquel entonces no hicimos una presentación formal, fue algo que se preparó entre nosotros con nuestros recursos. Esa vez no hubo siquiera una puesta en circulación, ahora fue un éxito porque en ese momento estaba muy avanzado para la época.

¿Desde esta experiencia, cómo valora la penetración de estos trabajos en el público dominicano?
Ahora es diferente, estamos avanzando. Hay gente buena haciendo este tipo de trabajo, ahora el público está dando un apoyo diferente a otros tiempos cuando todo era con esfuerzo nuestro.

¿Qué es lo próximo que el público puede esperar de Patricia Pereyra?
Estamos trabajando en una nueva producción y claro que tendremos invitados, pero todavía no me gustaría adelantar nombres porque falta una serie de detalles.

¿Cómo se llama el nuevo compacto y para cuando estará listo?
Tenemos el nombre pero no lo podemos dar, y creo que para el año que viene si Dios quiere, ya estará en el mercado.

¿Cuáles son los artistas que, a su juicio, están haciendo algo importante en este tipo de música?
Ahora hay una nueva generación que va a dar mucho agua que beber en todas las áreas, por ejemplo, Xiomara Fortuna, Irca, Luís Díaz, Duluc, David Almengod. Creo que se le debe dar importancia al trabajo de esta gente joven en el país a los que no se les brinda tanto apoyo.

Sobre ella

Patricia Pereyra, cantante y compositora, emergió en los años ochenta con su estilo diferente de cantar y una voz salpicada de jazz y blues. Algunos dicen que exponentes como B.B King, Dylan la han marcado hasta conseguir su propia propuesta.
Se ha confesado “devota de los poemas sencillos que hacen volar la imaginación”. Presentó junto a su compañero en esta entrega, el guitarrista Juan Francisco Ordóñez, “Cabaret Azul” en el Centro Cultural Español, que es considerado su primer aporte a la música contemporánea.
Las grabaciones originales de este compacto datan de 1988, excepto los temas “Soneto” y “La danza”, producidos en el 2002.
Al valorar el trabajo de Ordóñez dice que él “ resume con su guitarra la esencia de la verdadera música criolla... sencillamente brillante”.
Esta noche a las 9:00 P.M se presenta en Casa de Teatro con su grupo Tizana, donde retomarán ritmos como el blues, pop y jazz, para “crear una sonoridad muy particular, casi íntima”, que pondrá de manifiesto la historia musical de cada uno de los integrantes.


 

 


 

 

 

DANZA, MÚSICA Y TEATRO

 

 

FERNANDO UREÑA RIB

NARRATIVA

 

PINTURAS

OBRA PICTÓRICA

ABSTRACCIONES

AMAZONAS

CRISÁLIDAS

DIBUJOS

FIGURACIONES

FORTUNA

ONÍRICA

LÚDICA

ORÁCULOS

DADORAS

NINFAS

OCEÁNICA

ORGÁNICA

 

 
 

 

 

 

FERNANDO URENA RIB

ART STUDIO

 

 

CONTACT INFORMATION

  

 

Revisado: April 17, 2010
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. ALL RIGHTS RESERVED

 

 

Orfica