UREÑA RIB

 

 
PINTORES DOMINICANOS

 

 

ADA BALCÁCER

ALBERTO BASS

AMABLE STERLING

AMAYA SALAZAR

ANTONIO GUADALUPE

ANTONIO PRATS VENTÓS

AURELIO GRISANTY

AQUILES AZAR

AURELIO GRISANTY

BELKIS RAMÍREZ

BISMARK VICTORIA

CÁNDIDO BIDÓ

CLARA LEDESMA

CARLOS HINOJOSA

DANILO DE LOS SANTOS

DARÍO SURO

DOMINGO LIZ

DIONISIO BLANCO

DUSTIN MUÑOZ

ELSA NUÑEZ

ELIGIO PICHARDO

ELVIS AVILÉS

ELIU ALMONTE

FABIO DOMÍNGUEZ

GASPAR MARIO CRUZ

HILARIO OLIVO

INÉS TOLENTINO

IVAN TOVAR

JAIME COLSON

JOSE FELIX MOYA

JOSÉ PERDOMO

JOSÉ RAMIREZ CONDE

JOSÉ RINCÓN MORA

JUAN MAYI

JOSEP GAUSACHS

JORGE SEVERINO

FERNANDO VARELA

FERNANDO UREÑA RIB

FERNANDO PEÑA DEFILLÓ

LUIS MARTÍNEZ RICHIEZ

MANOLO PASCUAL

ORLANDO MENICUCCI

PAUL GIUDICELLI

RAÚL RECIO

ROSA TAVAREZ

SILVANO LORA

QUISQUEYA HENRÍQUEZ

SOUCY DE PELLERANO

TONY CAPELLAN

VICENTE PIMENTEL

 

 

UREÑA RIB

 

LATIN ART

 

FERNANDO UREÑA RIB

TRES MISTERIOS SALINOS

PEDRO MIR

 

en la obra de Fernando Ureña Rib hay una actividad exploratoria que bien podría ser, no necesariamente la de los mundos oceánicos, pero sí la de un mundo próximo a manifestarse cuando irrumpa el siglo venidero. Tal vez esta obra sea el anuncio de un repertorio de formas que constituirán el vehículo de la comunicación pictórica en los tiempos venideros. La pintura de Ureña Rib constituye, ya hoy, una visión rotunda de la pintura del siglo inmediato. Ojalá que así sea. No solo par la gloria de su país, sino también para la de aquellos que nos regocijamos con el esplendor de los muchos aspectos perdurables de su pintura.

DANZAS BAJO LA LLUVIA II. ÓLEO SOBRE LIENZO DE FERNANDO UREÑA RIB. COLECCIÓN DEL ARTISTA

 

 

TRES MISTERIOS SALINOS

Se trata ni más ni menos de la obra sobresaliente de Fernando Ureña Rib. Ante los ojos: 20 cuadros. En aquella maravillosa pintura la luz tenía una calidad pastosa, como la de ciertos rumores marinos y una especie de temperatura corporal no menos oceánica le insuflaba a las formas una especie de sensualidad dolorosa. Solo a veces se intuye algo que evoca la vorágine íntima del caracol o la superficie externa de las conchas. A veces el movimiento de las corrientes oceánicas. Y la única orientación del gozador es la onda rítmica esa cadencia de la línea y del color, que es como el soporte delirante de cada cuadro.

Por supuesto se trata del ritmo visual, no del ritmo sonoro, con toda la musicalidad que domina el conjunto. Hay quien rechaza el concepto de exploración en el supuesto de que si se tiene algo que decir, la forma viene dada automáticamente.

Pero en la obra de Fernando Ureña Rib hay una actividad exploratoria que bien podría ser, no necesariamente la de los mundos oceánicos, pero sí la de un mundo próximo a manifestarse cuando irrumpa el siglo venidero. Tal vez esta obra sea el anuncio de un repertorio de formas que constituirán el vehículo de la comunicación pictórica en los tiempos venideros. La pintura de Ureña Rib constituye, ya hoy, una visión rotunda de la pintura del siglo inmediato. Ojalá que así sea. No solo par la gloria de su país, sino también para la de aquellos que nos regocijamos con el esplendor de los muchos aspectos perdurables de su pintura.

Pedro Mir, (1913 ) Poeta Nacional de la República Dominicana.

 

 

 

Home Contact us Search for Artists profiles Latin Artists Directory
Privacy Policy | Terms of use | Help | Contact Us | Report Abuse
© Latin Art Museum 2006. Design and developed by comuniQue.  
free hit counter