ARTISTAS DOMINICANOS

 

ADA BALCÁCER

ALBERTO BASS

ALBERTO ULLOA

ALONSO CUEVAS

AMABLE STERLING

AMADO MELO

AMAYA SALAZAR

ANTONIO GUADALUPE

ANTONIO PRATS VENTÓS

ANTONIO TORIBIO

ASDRÚBAL DOMÍNGUEZ

AURELIO GRISANTY

AQUILES AZAR

AURELIO GRISANTY

BELKIS RAMÍREZ

BISMARK VICTORIA

CÁNDIDO BIDÓ

CELESTE WOSS Y GIL

CARLOS ACERO

CARLOS HINOJOSA

CARLOS SANGIOVANNI

DANILO DE LOS SANTO

CLARA LEDESMAS

DARÍO SURO

DOMINGO LIZ

DIONISIO BLANCO

DUSTIN MUÑOZ

ELSA NUÑEZ

ELIGIO PICHARDO

ELVIS AVILÉS

ELIGIO PICHARDO

ELIU ALMONTE

ENRIQUILLO RODRÍGUEZ A.

EUGENIO FERNANDEZ GRANELL

EZEQUIEL TABERAS

FABIO DOMÍNGUEZ

FAUSTINO PÉREZ

FELIX BERROA

FREDDY CABRAL

FREDDY JAVIER

FREDDY RODRÍGUEZ

GASPAR MARIO CRUZ

GEORGE HAUSDORF

GEO RIPLEY

GILBERTO HERNÁNDEZ ORTEGA

GUILLO PÉREZ

HILARIO OLIVO

INÉS TOLENTINO

IVAN TOVAR

JAIME COLSON

JESÚS DESANGLES

JOAQUÍN CIPRIÁN

JOHNY BONELLY

JOSÉ CESTERO

JOSE FELIX MOYA

JOSÉ GARCÍA CORDERO

JOSÉ MIURA

JOSÉ PERDOMO

JOSÉ RAMÍREZ CONDE

JOSÉ RINCÓN MORA

JOSÉ SEJO

JOSÉ VELA ZANETTI

JUAN MAYI

JUAN MEDINA

JOSEP GAUSACHS

JORGE PINEDA

JORGE SEVERINO

JULIO NATERA

JULIO VALDEZ

JULIO SUSANA

FERNANDO VARELA

FERNANDO UREÑA RIB

FERNANDO PEÑA DEFILLÓ

FRANZ UREÑA RIB

LEOPOLDO NAVARRO

LEO NUÑEZ

LEÓN BOSCH

LUÍS LAMA

LUIS MARTÍNEZ RICHIEZ

LUÍS MUÑOZ

LUZ SEVERINO

MANOLO PASCUAL

MANUEL MONTILLA

MARCOS LORA READ

MARIANELA JIMENEZ

MARIANO ECKERT

MARIANO HERNÁNDEZ

MAYOBANEZ VARGAS

NIDIA SIERRA

ORLANDO MENICUCCI

OSCAR ABREU

PAUL GIUDICELLI

PLUTARCO ANDÚJAR

RADHAMÉS MEJÍA

RAMÓN OVIEDO

RAQUEL PAYEWONSKY

RAÚL RECIO

ROSA TAVAREZ

SILVANO LORA

QUISQUEYA HENRÍQUEZ

SACHA TEBÓ

SAÍD MUSA

SOUCY DE PELLERANO

TETÉ MARELLA

THIMO PIMENTEL

TOMASÍN LÓPEZ RAMOS

TONY CAPELLAN

VÍCTOR ULLOA

VICENTE PIMENTEL

WILLY PÉREZ

YORY MOREL

 

 

CUENTOS DE UREÑA RIB

 

LA INICIACIÓN

CELAJES

MAL ENANORADA

EL NAHUAL

PULPO A LA GALLEGA

LA PORTEÑA

LA TOSCANA

LA PUTANA DE PERPIGNAN

LA TORRE VIGILADA

LA SOLUCIÓN EN EL OMBLIGO

LA VENUS DE TABOGA

LA SALAMANDRA

VIENTOS DEL NORTE

LA VINDICACIÓN DE OMAR

EL ABRAZO

DEL LIBRO FÁBULAS URBANAS

 

OBRA PICTÓRICA

 

 

DEL LIBRO DECIR LA PIEL

BIOGRAFÍA

 

 
ARTE LATINOAMERICANO

 

 FIGURA HUMANA EN LA PINTURA DE

FERNANDO UREÑA RIB

MARIANNE DE TOLENTINO

 

 

 

 

 

LA FIGURA HUMANA

Dos temas recurrentes dominan en las secuencias oníricas: la figura humana y las plantas. Pueden ser motivos únicos o combinarse. Un tercer centro de interés surge esporádicamente, el ave. Ahora bien, cual sea la variante temática las relaciones especiales se asemejan y constituyen, en cuanto a estructuras y composiciones, la principal búsqueda gráfica y plástica . El dinamismo se manifiesta a través de formas a la vez sólidas y fluidas, penetrantes, compenetradas y yuxtapuestas.

El movimiento puede llegar en sus defectos ópticos a la descomposición y a la simultaneidad de un mismo elemento, vegetal o anatómico. El ritmo se modula según distintas líneas de fuerza. El espectador es arrastrado perceptivamente en distintas direcciones, hacia el espacio exterior, el centro del cuadro, la vibración de la imagen o trayectoria curvada. Las corporeidades se multiplican, se fragmentan, se persiguen, se desparraman, se trasforman. A menudo las formas cubren la totalidad de las superficies, pero cuando se disocian el fondo y los motivos observamos el fenómeno de una atmósfera igualmente animada y dotada de energía vital, jugando entonces la luz, el color y su aplicación, una función preponderante.

A pesar de que sentimos y reconocemos la importancia del cromatismo, me inclino siempre por las vertientes formales. Cito de la opinión crítica de Beatriz M. Ingram, unas frases que acentúan la apreciación directamente pictórica: " Sus pinceladas son espontáneas, los colores vibrantes y a veces violentos en su intensidad luminosa... La interacción de los colores crea una ilusión de movimiento y de acción suspendida". Abundamos un poco más en el aspecto factural. Subrayaré el virtuosismo del toque que logra aunar el control, la energía y el gesto, la densidad modulada del pigmento, acordando perfectamente la limpidez del tono y de la textura. Cuando el pintor interpreta la tez femina, calidez y luminosidad interior de un rosado carnal glorifican la sensualidad, el frescor y la juventud.

Fernando Ureña Rib que tan sueltamente (cuando lo decide) manipula el feísmo y la caricatura psico social, en su vertiente onírica preserva siempre los cánones hegelianos de lo bello y de una poética de la armonía. Si introduce la nota "extraña" dentro de la belleza esta se sitúa en las variaciones direccionales y estructurales de los cuadros, no en una ruptura estética. Me adelantaré en el tiempo, observando que se trata de una constante, ayer en la figuración, hoy en la abstracción.

Las imágenes de Fernando Ureña Rib a otro nivel de lectura, se presentan a la vez como menos racionales y pobladas de analogías (puede repetirse aún la misma figura en un mismo cuadro) menos lógicamente descifrables y más abiertas a la intuición. Fue sintomático el título de "Diálogos Secretos" que el artista dio a una exposición mixta de dibujos y pintura, del 1984. Nosotros la llamamos, recordando a Julio Cortázar "Las Armas Secretas", agresión subconsciente de una fascinación lancinante. Como en el sueño, los símbolos se combinaban y se sucedían, actuando la tela a modo de telón de la psiquis y de sus obsesiones idílicas.

Aquel onirismo de ensoñaciones encantadoras se concretaban en un mundo de mutaciones y metamorfosis donde el ave, enigmático por expresión y definición, se inscribía míticamente en la teogonía del artista. Más aún el ave, según Carl Jung el símbolo más apropiado de trascendencia, puede interpretarse como un médium, dotado de una visión espiritual, alegoría del viaje liberador por el inconsciente. Como tal se convierte en el símbolo del onirismo por excelencia en la creación de Fernando Ureña Rib. Creemos que para compenetrarnos plenamente con esa etapa jungiana de "sincronicidad", que funde inconográficamente impresiones interiores y exteriores, voluntarias e intuitivas, despiertas y adormecidas, conviene escuchar al propio pintor: "Una visión anticipada que fusiona lo vivido y el puro azar. Así, durante el proceso que conforma su existencia, cada cuadro formula las leyes que descubro lentamente y que obedezco llevado por una fascinación intensiva mientras madura, mientras alcanza su autonomía expresiva, el cuadro clama, exige, rechaza. Despide y demanda una energía".

En la pintura de Fernando Ureña Rib, al igual en otros artistas que visualizan sus voces interiores, son esas voces, esos protagonistas, esas metamorfosis plásticas, lo que se impone a la actuación consciente, se adueñan del oficio y lo aplican, llevando las encomiendas y pulciones de la psique a una determinada solución pictórica.

MARIANNE DE TOLENTINO

 

 

 

 

 
Privacy Policy | Terms of use | Help | Contact Us | Report Abuse
© Latin Art Museum 2006. Design and developed by comuniQue.  
Google