UREÑA RIB

OBRA PICTÓRICA

 

 

 

 

 

CUENTOS

 

LIBROS DE UREÑA RIB

LITERATURA DOMINICANA
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
ARTE DOMINICANO

 

LOS ORÁCULOS VISUALES DE

FERNANDO UREÑA RIB

SOFÍA ESTÉVEZ

 

 

 

Desnudo de Fernando Ureña Rib

 

 

Una mujer desnuda y una bola de cristal son el señuelo con que Fernando Ureña Rib atrae y seduce al espectador, obligándole a acercase y mirar con atención y deleite los lienzos de su serie "Fortuna" que en estos días presenta, con los auspicios de la Embajada Dominicana ante la Casa Blanca, en el Salón de Exposiciones de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington.

En muchos de los 22 lienzos expuestos, la mirada intensa de una joven (que nunca sabemos si es la misma) busca los ojos del espectador. Esos ojos le mirarán de frente, le interrogarán y le propondrán un oráculo, un acertijo visual que le será preciso recomponer en la memoria, alternando lo que uno ya sabe con lo que uno va descubriendo y destejiendo en la madeja de trazos en que el artista atrapa el tránsito de las imágenes.

¿Cómo se funden y se confunden los cuerpos transformándose de pronto en otros cuerpos que luego se esfuman y desaparecen? El pintor dominicano, en quien se advierten los años de labor y de investigación, propone siempre un juego. El acertijo, la adivinanza que discurre entre lo que es y lo que parece ser. En sus espacios juegan además la riqueza de una policromía a veces desbordada y el intrincado laberinto de trazos gestuales en el que el dibujo pone a prueba la capacidad de percepción del espectador.

Esa trasmigración ocurre en silencio, sutilmente, sin sobresaltos. Pero la intensidad no es menos. Porque Ureña Rib logra adentrarse en el espíritu de estas nuevas Madonas, o Venus o Ninfas y es como si pudiéramos adentrarnos en los predios del sueño. Estos desdoblamientos ocurren inadvertidamente. Solo un sentido de ausencia, de nostalgia cubre la desnudez de los hermosos cuerpos. Liberados de las bajas pasiones, los cuerpos parecen elevarse o sumergirse en las regiones ignotas de la imaginación y de los sueños.

Sobre fondos de sepia o de cobalto, resaltan las gráciles figuras como si danzaran en rituales y ceremonias cuya liturgia no alcanzamos a descifrar del todo. Excepto la mirada, todo parece moverse. El efecto es de hipnosis. Las reverberaciones ocurren cuando observamos fijamente ese punto focal y sentimos alrededor el vaivén, el pendular de los cuerpos con su ritmo ondulante. La retina disipa los contornos y poco a poco nos transportamos a un mundo en que el asombro y el gozo son aún posibles.

La bola de cristal, que se repite, que cambia de manos, queda apenas como un símbolo que también se transforma dentro de la percepción fascinada del espectador. A tientas, transitamos al borde de las conjeturas y sin caer a los profundos precipicios de la razón. El placer, el deleite mismo de pintar, arroja sobre el agua las memorias de vino. Del vino, que no tiene otra memoria que la de las canciones o la del oscuro milagro de los besos. En estas pinturas casi se escucha una voz, o sentimos el aliento de una voz. Es la sacerdotisa, desnuda, quien recita quedamente sus oráculos.

Sofía Estévez

Escritora dominicana radicada en Washington tiene una Maestría en Arte y Literatura de la Universidad de George Mason

 

WASHINGTON 1ro de Marzo 2001

 

 

FERNANDO URENA RIB

ART STUDIO

 

 

CONTACT INFORMATION

 

 

Revisado: April 08, 2013
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. ALL RIGHTS RESERVED

 

 

Home Contact us Search for Artists profiles Latin Artists Directory
Privacy Policy | Terms of use | Help | Contact Us | Report Abuse
© Latin Art Museum 2006. Design and developed by comuniQue.  
 free hit counter