UREÑA RIB

Orgánica

Pintura Orgánica de Fernando Ureña Rib

PINTURAS Y ESCULTURAS

 

 

ARTE MEXICANO

 

 

AGUSTÍN LAZO

ANTONIO RUIZ

Carlos Mérida

Diego Rivera

MANUEL FELGUEREZ

FEDERICO CANTU

FRANCISCO CORZAS

Frida Kahlo

GUNTHER GERZO

Francisco

Toledo

JAVIER ESQUEDA

José Clemente Orozco

JOSE LUIS CUEVAS

JOSÉ LUIS BUSTAMANTE

JOSÉ GUADALUPE

POSADAS

Mario Reyes

Manuel Felguerez

remedios varo

Rufino Tamayo

Sairi Forsman

Vicente Rojo

 

FERNANDO

UREÑA RIB

 

 

DEL LIBRO DECIR LA PIEL

 

CUENTOS

DEL LIBRO FÁBULAS URBANAS

 

PINTURA MEXICANA
 

EL SUFRIMIENTO HUMANO EN LAS PINTURAS DE

JOSÉ CLEMENTE OROZCO

FERNANDO UREÑA RIB

 

 

 

 

 

JOSÉ CLEMENTE OROZCO

FERNANDO UREÑA RIB

El legado pictórico de José Clemente Orozco es no sólo cuantioso, sino impresionante por sus dimensiones y su magnitud: murales en la Escuela Preparatoria, frescos en el Templo de Jesús de Nazareno, en el Palacio de Bellas Artes y en la Suprema Corte de México; frescos en el Hospicio Cabañas, en el Palacio de Gobierno y en la Cámara de Diputados de Guadalajara. En diferentes ciudades norteamericanas, tanto en California    (en la Biblioteca Baker) y en el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

Trabajador incansable, Orozco hacía, además de murales, retratos, composiciones, bocetos, dibujos y estudios para murales que luego ejecutaba en las grandes capitales del mundo. Orozco realizaba sus pinturas a la manera antigua, con una mezcla de temple y óleo, de la misma manera que los pintores medievales.

La calidad de sus murales está ligada, según apunta Darío Suro, está ligada a las técnicas florentinas de la pintura al fresco, de menor transparencia que la que utilizara el otro gran muralista mexicano, Diego Rivera.

José Clemente Orozco no era ciertamente un gran colorista, probablemente porque su interés fundamental era captar y plasmar en los muros del mundo las agonías y angustias del hombre, del dolor humano. Grises, oscuras, amargas son muchas de las imágenes de este mejicano universal quien evita la sensualidad y en cambio nos muestra un mundo oprimido y opresivo, denso, aguerrido y desgarrado.

Como muestra de ello podríamos referirnos a un fragmento del mural al fresco en el Templo de Jesús el Nazareno, llamado "La gran Meretriz". No hay placer, sino amargura, en aquel rostro y la mueca que sugiere una sonrisa no llega a ocultar la distorsión moral que en él se abriga.

Las imágenes de José Clemente Orozco proclaman esa aturdidora verdad de la existencia en las que son tan frecuentes la destrucción, la violencia, el caos, la explotación y la anarquía. No es posible ver las pinturas de Orozco con indiferencia. Su obra sacude al espectador y más allá de las técnicas o de las fidelidades al dibujo anatómico, en Orozco hemos de ver siempre el lado más doloroso de la existencia.

 

  

Fernando Ureña Rib

 

 

 

 

Home Contact us Search for Artists profiles Latin Artists Directory
| Privacy Policy | Terms of use | Help | Contact us | Report Abuse
free hit counter