ARTE ARGENTINO

Alberto Goldenstein

Alberto Martinez Pueyrredon

Aldo Martínez

Alejandra Repetto Escardó

ALEJANDRA TOLOSA

Alejandro Gigli

Alex Mitia

ALICIA PENALBA

Andrés Waissman

ANTONIO BERNI

Antonio Pujia

Arturo Aguiar

benito quinquela martin

Bernardo Rodríguez Gil

Camilo Lucarini

CARLOS ALONSO

CARLOS GOIRRIARENA

Carlos Scaglione

Cristina Velo

Daniel Pérez

Eduardo Cetner

Elena Blasco

EMILIO PETORUTTI

Enrique Tudó

ERNESTO SÁBATO

Fabiana Rossi

Fermín Eguía

FERNANDO FADER

Fernando Martínez

Gerardo Romano

Graciela Ieger

Graciela Ieger,

Griselda Álvarez

Guillermo Roux

Haydeé Calandrelli

Helena Distéfano

Helena Distéfano

Heriberto Zorrilla

Jorge Gumier Maier

Jorge Ludueña

JORGE LUIS BORGES

José Ignacio Garrido

 Josefina Di Candia,

Josefina Robirosa

Juan Manuel Díaz Puerta

Karin Berbén

Kiki Gómez

Kiki Gómez Mac Gregory

LEOPOLDO MALER

LEOPOLDO MALER

Liliana Golubinsky,

LINO E. SPILIMBERGO

Lydia Zubizarreta,

Marcela Baubeau de Mac Gregor

Marcos Rebasa

María Luz Seghezzo

Marino Pérsico

Marino Santa María

Marizú Terza

MAURICIO LASANSKY

Miguel Ángel Vidal

Milagro Peralta Ramos

MIRKO CALLACI

Norma D`Ippólito

Norma D`Ippólito

Pablo Bobbio

PEREZ CELIS

RAMÓN GÓMEZ CORNET

Ramos

Rodolfo Agüero

Rodolfo Agüero

Rubén Locaso

Sebastián Pastorino

Sergio Quattrochi

Tatita Ganly

Tulio De Sagastizabal.

Verónica García Lao

VICENTE CALLACI

Walter Álvarez

Zelmira Peralta Ramos

 

 

UREÑA RIB

OBRA PICTÓRICA

DEL LIBRO DECIR LA PIEL

DEL LIBRO FÁBULAS URBANAS

BIOGRAFÍA

 

DEL LIBRO FÁBULAS URBANAS

 

 
ARTE ARGENTINO

 

INGENUIDAD Y SABIDURÍA DEL ARGENTINO

RAÚL SOLDI

Fernando Ureña Rib

 

 

RAÚL RECIO

 

 

Para acercarnos al pozo insondable y primordial de las imágenes del argentino Raúl Soldi tendríamos que despojarnos de los prejuicios que nos imponen tanto la crítica especializada como los especialistas del mercado.

Porque las imágenes de Raúl Soldi se imponen por su mera presencia; ardorosas, humanas, surgidas de la memoria de las épocas, acendradas por el rumor de los años, vitales, primigenias, sentidas, amarradas tanto a la realidad del sueño como a esa otro lazo que nos sumerge en una realidad desconocida y latente que palpita en los pueblos lejanos y olvidados o al margen de las tórridas zonas urbanas. 

 

FERNANDO UREÑA RIB

Raúl Soldi, artista pintor
 
"Dios me hace pintar"

por Cristina Castello

"La pintura es como el amor. Se ama una sola vez"

"La pintura abstracta no existe"

"¿Usted me había imaginado diferente?"
Aunque siempre obtuvo la misma respuesta, Raúl Soldi reiteró varias veces la pregunta, durante nuestra entrevista.
Una manera, quizá, de justificar sus expresiones sencillas y sin complicaciones inútiles. O pudor de una ternura que no puede disimular.
Tiene 78 años y está en plena tarea y alienta proyectos.
Que son víspera de un mañana en dicha.
Vive de la pintura, como desde hace treinta años.
Pero no siempre fue así.
Antes, la noche era para la pintura y el día para que le permitiera el arte. Para ganar dinero, hacía decorados de cine.

Con ojos sin sombras, se ilumina en el renacer de aquella vivencia, en este diálogo.
Ser inocente no es mérito de muchos.
Sin egoísmo, queja ni nostalgia.
Con ojos abiertos a la vida.
Con regocijo
me honró con su inocencia.



De la obra

-"Mujeres con sombrero", se llama su última muestra, ¿así le gustan las damas?
- (Sonríe) Me gustan, pero esto fue una casualidad. Una arraiga me mostró unos vestidos blancos y yo no resistí. Y la pinté. A partir de ese retrato surgieron los sombreros. Pero después los estudié, porque temí haber caído en el ridículo.

-¿Por qué?
- Por el tema, pero ahora me gustan.

-Muchos artistas se fueron del país: Presas, Raúl Russo, Seguí, Bonevardi, Aizemberg, ... ¿Por qué usted no?
- ¿Y por qué, si a mí me gusta la Argentina?

- ¿Quiere decir que acá hizo su obra sin dificultades?
-Tuve muchas, pero las enfrenté. Durante muchos años mi modus vivendi fue el cine, hice unos 2.400 decorados. ¿ Usted vio que en mi casa no hay cortinas?

- ¿No le gustan?
- Sí, pero me harté de colgar cortinas, no quiero poner ninguna más, nunca.

- Muchos jóvenes hoy parecen interesados sólo en exponer. Por "exitismo" pierden la vida: vivir "en" arte, descubrir, aprender, le parece?
-Sí y es una pena. Creo que no dan al dibujo la importancia que tiene como base y cimiento..

-Ya lo decía Delacroix: "El color es la vida, pero el dibujo es el esqueleto, y la vida sin el esqueleto..."


- Así es. Y ni siquiera hace falta el lápiz o la carbonilla. También se puede dibujar con el pincel. Pero hay que dibujar, porque si no, no hay cuadro que resista.

-¿Se puede enseñar a dibujar?
-Sí, pero no a pintar, porque la pintura es algo sensorial, entonces... ¿quién podría hacerlo? Ni siquiera quien pintó sabe cómo lo hizo. Yo mismo, cuando tengo que retocar un cuadro, lo mando a un restaurador. Nunca sé con qué colores jugué para hacer cada uno.

- La pintura es una historia de búsquedas y hallazgos...
- Sí, y cuando se produce el encuentro, es como el amor. Se produce una sola vez.

- Pero muchos pintores se repiten. Se rinden a lo fácil...
- Sí, pero todo es distinto, cuando la inspiración encuentra algo -porque en el arte no se busca, se encuentra- y ese "algo" aparece como un duende. Como un hermoso duende que da vueltas alrededor. Por eso muchas veces, cuando termino un cuadro, lo miro como si fuera de otra persona y seguro que esa obra es la mejor, porque no es el recuerdo de otras.

- ¿Y con qué criterio elige los amores, los cuadros, para cada muestra?
- Siempre hago por lo menos el triple de las obras que necesito y después selecciono. Mi esposa es mi mejor consejera en ese sentido. Por a eso, cuando viene al taller y no comenta nada, me digo: "Me parece que algo anda mal".

La pintura abstracta no existe

- Usted siempre fue figurativo. ¿Es fidelidad a un estilo?
- No, es que considero que la pintura abstracta no existe. Y la figurativa, automáticamente, es abstracta en cuanto a abstracción de la realidad.

- A ver....
- Digo que la pintura abstracta es un invento; alguien la inventó, los críticos o los especialistas.

- ¿Y entonces Kandinsky o de Mondrian, o....?
- A Mondrian lo respeto como gran decorador pero más que en la pintura de caballete lo veo iluminando el muro; él hace el color del reposo. Y de Kandinsky me interesan el color y el movimiento; hace el color del movimiento.

- ¿Qué cuadro de la pintura de todos los tiempos, le gustaría en su casa?
- Si fuera uno solo, algo de Piero Della Francesca. De otras épocas, Van Gogh, Gauguin, tantos...

- ¿Y Sironi? Fue el primero que le hizo una crítica...
- ¿Cómo sabe tanto? Bueno, sí...Sironi fue el primero que me hizo una critica. Él era fascista y escribía en "Il Poppolo de Italia", en Milán. Cuando yo expuse tres monocopias en la Bienal de Roma, me hizo unas líneas. Allá los críticos no son tan pródigos como acá. "Le Monde" de París hace un comentario semanal y dedica una, dos, tres, cuatro, o cinco estrellas a las exposiciones; aquella que merece cinco es la mejor de la semana.

- Cuando "Le Monde" comentó su obra, le asignó cinco étoiles
(Con sorpresa) ¿Cómo sabe tanto de mí?
- Es mi obligación como periodista y es respeto hacia usted. Acá el elogio suele ser por las modas o sectario y desmesurado para algunos e injusto para otros, ¿verdad?
- Creo que se utiliza un léxico demasiado rebuscado, con palabras que la mayoría de las veces, casi nadie, entiende. Se podría hacer el elogio o provocar el derrumbe de un artista sin apelar a expresiones tan complicadas. Los otros días leí una nota de Marco Denevi donde repetía una frase de Rodin: "No me pregunten como lo hice". Entonces, si él no podía responder...¿cómo podría hacerlo otro?


¿Y Usted como vive?

- De sus estudios en la Academia de Bruera, en Italia, a Argentina . La diferencia con la enseñanza en Argentina es abismal, ¿verdad?
- Acá falta practica y horas de taller. En Italia hacíamos la Academia de 8 a 11 y de 14 a 17; a las 18, teníamos Historia del Arte; y una vez por semana, estudiábamos directamente sobre los cadáveres en el hospital.

- Me cuesta imaginarlo entre cadáveres.
- ¿Y cómo no va a costarle?...Si cuando me toco levantar la de un muerto me desmayé; y después me llevaron afuera para que tome un fernet.

- Familia de músicos la suya, sus padres, su hermana, su sobrina...infancia de pájaros y colores la suya....
- Sí, yo tenía mi pequeño cuarto, dividido mitad y mitad. En una, copiaba cuadros de Quinquela Martín y de otros pintores; en la otra, hacía experimentos de física y química y fabricaba pilas. Una vez hice un telégrafo sin hilos, con un timbre viejo, y a través de él me comunicaba con un amigo que vivía en la otra cuadra de mi casa.

- Y hoy, ¿cómo vive?
- No me gusta hablar de mí...

- Bueno, cuénteme del pintor Raúl Soldi.
- Usted querrá decir Raúl Cipriano Soldi.

- ¡Ah, se llama Cipriano! (Risas)
- Sí. Bueno, Raúl Cipriano Soldi va al cine cuando le recomiendan por lo menos cuatro o cinco veces una película, o cuando dan alguna que no necesita propaganda. Alguna de Fellini o de Zeffirelli, por ejemplo.

- ¿Se acercan a usted los jóvenes, en busca de consejo?
- Sí y yo les digo siempre que deben trabajar mucho y no apresurarse para exponer.

- Porque si exponen y tienen la mala suerte de tener éxito, la obra sufre las consecuencias...
- Exacto y fíjese que esas son las palabras que me dijo Saslavsky, cuando le pedí que me hiciera dirigir una película. Señaló que no tenía inconvenientes, pero que si "por desgracia" tenia éxito, dejaría de pintar. Pero si tuviera menos años, me gustaría dirigir, porque es apasionante. En el cine intervienen todas las artes: la plástica, por la fotografía; la música, por el sonido; la literatura, por el argumento y también la danza por el montaje, que es realmente fascinante.

- Y la poesía. Nunca se la nombra pero es el alma de todas las artes.
- Es verdad. Si no hay poesía, no hay arte.

- ¿Tiene amigos entre los pintores?
- Sí, por ejemplo Juan Carlos Faggioli, Cogorno y Ernesto Farina...¡Qué rica bagna cauda cocina!

- Doy fe.
- ¿Vio usted? En cambio yo no sé cocinar...salvo unos tallarines a la pumarola,
pero no los amaso.

- Cuénteme de escritores y poetas.
- Más que a los escritores modernos, me gusta releer a Pérez Galdós, Unamuno, Lorca, Neruda, Juan Ramón Jiménez.¡Y Machado¡ ¿Sabe que él leía sus poemas a la cocinera, para que los aprobara o no? Y hacía bien, porque eso pasa también con la pintura; la persona que tiene la mirada virgen seguro que no se equivoca cuando elige un cuadro.

El arte internacional

- ¿Se puede hablar de pintura argentina?
- No me parece adecuado, porque estamos en un momento en que el arte tiende a ser internacional. Además, la pintura suele ser el último orejón del tarro que se da en un país y la nuestra tiene que "caminar" mucho todavía. Pero no creo a esta altura, esto se produzca; los medios de comunicación son muy rápidos y hay muchas influencias...Entonces no se trata de pintar un gaucho, para que se hable de algo "nuestro"

- Bueno, nadie está libre de influencias, Poco se "dijo" después de los grandes....
- Sí y parece que las influencias vienen en los aviones...ellos las traen (risas)

- ¿Dónde están sus miedos?
- No, creo que no tengo miedos. Estoy tranquilo, y el día que me tenga que morir... bueno, estoy preparado y no hice mal a nadie; claro, espero que allá arriba me traten bien, que no se equivoquen.

- Dios no se equivoca, ¿cree en Él?
- ¿Cómo no voy a creer en Dios? No hay artista que pueda no creer en Él. Dios nos hace pintar.

© Cristina Castello

Publicada en el Diario "Tiempo Argentino"
09 de junio de 1983
Buenos Aires, Argentina



FOTO: RAMÓN PUGA LAREO
pugalareo@sinectis.com.ar

cristinacastello@cristinacastello.com
www.cristinacastello.com

 

 

 

FICHA DEL MUSEO

Raúl Soldi

 

(Buenos Aires, 1905 - 1994)

Inició sus estudios en la Academia Nacional de Bellas Artes, y en el año 1921 viaja a Europa. Estuvo en Alemania hasta 1923 en que se traslada a Italia, ingresando en la Real Academia de Brera (Milán) donde permaneció hasta el año 1932.
En Italia se relaciona con un grupo de artistas de vanguardia. En 1933 regresa a Argentina y es becado por la Comisión Nacional de Cultura y recorre Estados Unidos, trabaja como escenógrafo en Hollywood.
Desde 1930 presenta obras en el Salón Nacional de Cultura, y en diversos Salones provinciales, en la Exposición Internacional de París (1937), en Nueva York (1941-1943) y a partir de 1934 comienzan sus muestras individuales.
Los temas que trató son variados, paisajes, retratos, temas relativos al teatro y al circo, naturalezas muertas.
En el año 1953 pinta los famosos frescos de la Iglesia de Santa Ana, de Glew.

1947: Obtiene el Primer Premio en el Salón Nacional.
1948: Primer Premio de la Bienal de San Pablo.
1951: Premio Palanza otorgado por la Academia Nacional de Bellas Artes, de la que fue miembro.
1960: Mención de Honor en la II Bienal de México.
En 1966 realizó la decoración de la Cúpula del Teatro Colón de Buenos Aires, cuya técnica es la tela pintada al óleo y luego al muro.
Ilustró también libros de poesía.
Sus Obras figuran en muchos Museos, entre ellos, el de Arte Moderno de Nueva York y los de Florencia y Milán.
Fue uno de los artistas argentinos que donó gran parte de su Obra, que sería muy extenso detallar.

En 1968 viaja a Israel, pinta en la Basílica de la Anunciación de Nezardt, un mural inspirado en el milagro de la Virgen de Luján.
El Museo del Vaticano en Roma incorpora en 1987 una obra suya titulada "La Virgen y el Niño" con ésta última suman dos los cuadros que posee la Santa Sede, la anterior se titula "Santa Ana y la Virgen Niña".
A partir de ese último año hasta la fecha de su fallecimiento, realizó varias exposiciones, la más destacada en el Museo de Arte Decorativo. La Galería de Arte Moderno de Milán incorpora a su colección un autorretrato.
Además de su talento, el destino le había reservado otros privilegios, haber conocido en la vida la fama y la gloria y participar en 1993, un año antes de su fallecimiento, de una mega exposición que mostró en el Salón Nacional de Exposiciones "Palais de Glace" la maravilla de su obra, convocando a millares de visitantes que disfrutaron incansablemente el refinado e incomparable espectáculo de su obra.
Quizá nada más justo, que también él pudiera llevar en su retina, semejante acontecimiento.

Obras

1905
Nace el 27 de Marzo en Buenos Aires.
1923
Viaja a Alemania e Italia.
1924
Vuelve a Italia y comienza estudios en la Academia de Brera, Milán.
1932
Regresa a la Argentina.
1933
Primera exposición individual. Premio al conjunto en el Salón de Acuarelistas.
1934
Trabaja como escenógrafo cinematográfico.
1935
Primer Premio en el Salón de Acuarelistas.
1937
Interviene en la Exposición Internacional de París.
1939
Exposición en San Francisco y en la Internacional de Nueva York.
1940
Participa en la Exposición Latinoamericana del River Side Museum de Nueva York.
1942
Beca de perfeccionamiento en escenografía cinematográfica. Exposición de dibujos y témperas en Nueva York.
1948
Primer Premio en el Salón Nacional.
1951
Premio "Augusto Palanza" otorgado por la Academia Nacional de Bellas Artes, de la cual es miembro.
1953
Empieza la decoración de la capilla de Santa Ana de Glew y de la Galería Santa Fe.
1958
Exposición retrospectiva con 110 obras en Witcomb. Premio en la Bienal de San Pablo, Brasil.
1960
Invitado de honor en la Segunda Bienal de México.
1966
Inauguración de la cúpula del Teatro Colón.
1968
Frescos para una capilla de la Basílica de la Anunciación en Nazaret. Expósición retrospectiva en Art Gallery International, Buenos Aires.
1979
Se crea la Fundación Santa Ana de Glew, centro cultural y retrospectiva permanente.


 

 


 

 

 

 

 

Home Contact us Search for Artists profiles Latin Artists Directory

© Latin Art Museum 2006
 free hit counter