UREÑA RIB

OBRA PICTÓRICA

 

 

 

 

 

CUENTOS

 

LIBROS DE UREÑA RIB

Vida y Obra de Manolo Pascual (Conjuntamente con Ariadne Pascual, aun no publicado)

DEL LIBRO DECIR LA PIEL

 
 
ARTE LATINOAMERICANO

 

ROBERTO SALADÍN

PRESENTA EXPOSICIÓN DE UREÑA RIB EN LA OEA

WASHINGTON

 

El Embajador Roberto Saladin, proncuncia en un discurso al pintor Ureña Rib en la OEA

BERTHA Y ROBERTO SALADIN. EL EMBAJADOR LUIGI ENAUDI,Y OTROS FUNCIONARIOS

 

 

Pintor dominicano exhibe en la galería de arte de la OEA

La Semana de la República Dominicana fue inaugurada el pasado 26 de febrero en la galería de arte de la OEA con una exposición del artista Fernando Ureña Rib, quien ha realizado numerosas presentaciones en ciudades de América y Europa. Al inaugurar la muestra, el Representante Interino de la República Dominicana ante la OEA, Embajador Ramón Quiñones, destacó la trayectoria del artista, indicando que su temática central "ha tenido por objeto destacar las cualidades esculturales del ser humano y en especial de la mujer". En la ceremonia también intervino el Secretario General Adjunto de la OEA, Luigi Einaudi, y el Embajador de la República Dominicana ante la Casa Blanca, Roberto Saladín, quienes también resaltaron las cualidades del artista dominicano.

26 de Febrero del 2001

 

 

FERNANDO UREÑA RIB

CUENTOS

PERFUME

 

 

Debido a una imprevista y compleja desviación de la circulación urbana, ingresé con apremio y retraso al gran auditorio del teatro.  Logré penetrar en el instante en que aquel ámbito solemne se sumía en la oscuridad y en el silencio previo a las primeras notas del concierto.  El director levantaba los brazos, mientras yo tropezaba con rodillas, zapatos y espaldares para alcanzar el único butacón disponible en la platea. Una señora de cierta edad me sonrió,  recogió la exuberante cola de su vestido y me permitió sentarme a su lado.

 

Una súbita ráfaga de los vientos atacó el vacío ocupado por el silencio con una fanfarria atronadora.  Solo cuando entraron las flautas sentí el perfume.  Era sin dudas el de la señora a mi lado.  La miré y volvió a sonreír, oronda, como si hubiese logrado atraparme en las redes de sus ardientes feromonas. . Debía ser una mezcla de eucalipto y bergamota con algún otro componente dulzón (pachulí o alpiste quizás) que lo hacía inaguantable. 

 

El trombón de vara ejecutaba un solo.  Traté de abanicarme con el programa de mano.  Aproveché la entrada de las trompetas para volver a mirar a la señora, quien trataba de ocultar sus ojeras con unas largas pestañas negras recubiertas de polvo plateado y un maquillaje fosforescente, matizado con rouge.  Sentí esencias de canela y cardamomo.  Una flauta transversal hacía trasposiciones con la viola.  No podía moverme ni salir huyendo, que era lo que más hubiera deseado, al sentir que me asfixiaba y que se invadían todos mis sentidos. 

 

Traté de hacer ejercicios mentales y concentrarme en la música (técnica que aprendí del yoga) pero de nada valieron,  porque la señora comenzó a abrir y cerrar una carterita brillosa que sostenía entre las piernas.  Noté cómo manipulaba dentro no sé qué cosa con sus uñas largas, decoradas con florecillas.  Traté de perderme en los sonidos de un cello que en ese momento me pareció la única tabla de salvación, pero cuando la señora abría su cartera el olor se hacía insoportable.  Me sentí mareado, la cabeza me pesaba.  En la cartera debía haber algún murciélago muerto, podrido,  que ella trataba de ocultar con perfumes.  En el sopor de un fagot vi que las uñas de la señora empezaban a crecer desproporcionadamente y no podía sostener la cabeza.  Sentí vértigo.  La señora recogió de sobre mis piernas la interminable cola de su vestido.  A pesar del crescendo caí en una especie de modorra y solo sentí unas uñas filosas clavándoseme en la nuca.  

 

Al llegar a mi casa, aturdido, como medio borracho, mi mujer no me creyó que había una bruja sentada a mi lado en el teatro.  Tampoco pude explicarle las marcas en mi cuello, el extraño perfume, ni las marcas de rouge en mi camisa.

 

Fernando Ureña Rib

 

FÁBULAS URBANAS

 

FERNANDO URENA RIB

ART STUDIO

 

CONTACT INFORMATION

 

 

Orgánica

Pintura Orgánica de Fernando Ureña Rib

 

Revisado: April 15, 2013
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. ALL RIGHTS RESERVED

 

 

Home Contact us Search for Artists profiles Latin Artists Directory
Privacy Policy | Terms of use | Help | Contact Us | Report Abuse
© Latin Art Museum 2006. Design and developed by comuniQue.  
free hit counter