UREÑA RIB

OBRA PICTÓRICA

 

 

Pintura Orgánica de Fernando Ureña Rib

 

ABSTRACCIONES

ALEGORÍAS

AMAZONAS

CRISÁLIDAS

CRÍTICAS

COLSON

CONCEPTUAL

DADORAS

DIBUJOS

ECLÉCTICA

EUROPA

ERÓTICA MARINA

ESTÉTICA

ÍNTIMA

FIGURACIONES

FORTUNA

FULGURANTES

ONÍRICA

LITÚRGICA

LÚDICA

METAMORFOSIS

MITOLÓGICA

MUSEO

MUJER

NINFAS

OBRAS

OCEÁNICA

ONÍRICA

ORÁCULOS

ORÁCULOS

ORGÁNICA

ÓRFICAS

OTOÑO

PASIONES

POLÍTICA CULTURAL

DADORAS

OCEÁNICA

TEXTOS

TRÓPICO

 

 

 

CUENTOS

 

LIBROS DE UREÑA RIB

LITERATURA LATINOAMERICANA

ANDRES L. MATEO

AMADO NERVO

ANTONIO FERNÁNDEZ SPENCER

CARLOS FUENTES

ENRIQUILLO SÁNCHEZ

ERNESTO SABATO

JEANNETTE MILLER

JOSÉ ALCÁNTARA ALMÁNZAR

JOSÉ MÁRMOL

JOSÉ RAFAEL LANTIGUA

JUAN BOSCH

JUAN JOSÉ ARREOLA

JUAN RULFO

JULIA ÁLVAREZ

JULIO CORTÁZAR

FERNANDO UREÑA RIB

FRANKLIN MIESES BURGOS

GABRIEL GARCIA MARQUEZ

LEOPOLDO LUGONES

MARIO BENEDETTI

MARCIO VELOZ MAGGIOLO

MANUEL DEL CABRAL

MANUEL RUEDA

MARIO VARGAS LLOSA

MARTA TRABA

OCTAVIO PAZ

PABLO NERUDA

PEDRO HERNRÍQUEZ UREÑA

PEDRO GRANADOS

PEDRO MIR

PEDRO PEIX

HILMA CONTRERAS

RITA INDIANA HERNÁNDEZ

SALOME UREÑA 

 

 
ARTE DOMINICANO
 

FERNANDO UREÑA RIB

LA ÚLTIMA METAMORFOSIS

MARIANNE DE TOLENTINO

 

 

 

NOCTURNO. PINTURA AL ÓLEO DE FERNANDO UREÑA RIB. 30X40".COLECCIÓN DEL ARTISTA

 

 

LA ÚLTIMA METAMORFOSIS

 

Fernando Ureña Rib, en los dos últimos años es muy diferente de aquel joven pintor de los setenta, pese a que lo hemos notado, él vuelve esporádicamente a sus estilos anteriores como un necesario ejercicio de oficio, como para probarse a sí mismo y a los demás que sigue capaz de la fidelidad realista y retratista.

Creo en ese proceso evolutivo, sigiloso, cauteloso, receloso que ha desembocado en una formulación madura y afianzada. Mucho más raro es el salto repentino de un estilo a otro contrastante, con buenos resultados plásticos. En el cambio de Fernando Ureña Rib de la figuración testimonial a una neo abstracción surrealizante, asistimos a la primera modalidad prudente y ascendente, nunca a una ruptura brusca siendo las contadas audacias experimentales absorbidas en la fase próxima . Así pues por el año de 1986, el artista empezó a reinventar el mundo de elementos, formas y colores, plenamente revelados a finales del año siguiente, en su exposición "Intima", que produjo un singular impacto. Sin embargo, en ese período de gestación que la precedió Fernando Ureña Rib aparentaba permanecer fiel a su onirismo figurativo y vibrante, en la temática vegetal, a su expresión de crecimiento, expansión y fertilidad. En ambos tratamientos, latían el Trópico (título de otra individual) y sus incidencias climáticas en el hombre y las plantas. En textos poéticos la poesía es un violín de Ingres del artista que introducían los catálogos, entre las frases emotivas de un relato vivencial se escondía la clave de las diversas combinaciones organizadas y armoniosas, cada vez más comprometidas con transmutaciones imaginarias. Decía Fernando Ureña Rib "...empiezas a notar el espejismo, las reverberaciones del calor que ahora funde las imágenes y las convierte en una masa cromática volátil y evanescente".

"Trópico", abril 1986) Y luego: "El río multiplicaba y dividía los últimos colores de la tarde y se convertía en un enorme caleidoscopio hecho de metales líquidos y fosforescentes".

"Celajes" Noviembre de 1986.) Mientras el coleccionista y mecenas George Arzeno Brugal en una expresión más directa observa justamente: "Simultáneamente muchas de sus pinturas retoman la antigua preocupación de reflejar el movimiento y el desplazamiento de los cuerpos en el espacio." (idem.) A través de lo real imaginario, el pintor intensifica la vida, la idealiza, la convierte en un reino de contemplación, en una valoración de la armonía superior a la que vivimos cotidianamente. Las complejas interioridades del alma y sus tantas impresiones efímeras se dejan traducir en la simultaneidad, en los ritmos, y en las secuencias elaboradas por Fernando Ureña Rib. Así profundizamos en el mensaje que se sucede en nuestras reacciones perceptivas.

Ahora bien, pese a los cambios que se diseñaban en la obra de Fernando Ureña Rib, principalmente en sus versiones libres de movedizos follajes, el conjunto de óleos Fernando ha conservado su apego a la pintura al óleo esa muestra "Intima" provocó en nosotros un verdadero estremecimiento. Lo que consideramos un choque visual privilegiado, la clase de emoción que a menudo causa una obra musical. Los primeros "ecos" de la última metamorfosis de Fernando Ureña Rib habían llegado a través reproducciones periodísticas, despertando una honda curiosidad y dejando apreciar la simbiosis de energía y lirismo que exaltan los valores de la imaginación. Nuestro agrado fue tal, al penetrar en la sal de exposiciones, por cierto situado en la segunda planta del Listín Diario, que, al escribir la columna crítica no pudimos contener la euforia: "¿será un riesgo afirmar que un artista está presentando su mejor exposición? No constituye más que un riesgo relativo en la apreciación crítica por lo demás subjetiva siempre... si se conoce la trayectoria del artista desde sus primeros pasos profesionales. Luego, se tratará de la mejor exposición hasta el día de hoy... y el porvenir queda abierto. Pues bien, afirmaremos sin reservas que Fernando Ureña Rib está presentado su mejor exposición" (Listín Diario, 1ro. De diciembre de 1987)

Un año después, mantenemos el mismo criterio preferencial... e, increíblemente, ese impacto sigue tan marcado en nuestra memoria visual como cuando descubrimos la densidad estética de una secuencia excepcional. Previamente al encanto resultante de una contemplación individualizada de cada cuadro, nos sentíamos envueltos por el "espectáculo". Evidentemente, la exquisitez del color ya indisociable de la calidad de la línea y de la forma , síntesis de resonancias, de contrastes, de sutilezas tonales, intervenía poderosamente en la repercusión óptica de aquella sustanciosa muestra. Una vez, Jeannette Miller escribió, con un enfoque entonces muy defendible, que "el manejo del color y de la materia pictórica resultan secundarios ante sus habilidades gráficas." (Historia de la Pintura Dominicana, 1979). Ayer, la línea de vida de la creación pictórica de Fernando Ureña Rib era la línea; hoy la riqueza y la delicadeza de la paleta determinan en gran medida la línea melódica de su pintura.

No dudamos que el artista en algún momento haya expresado en su fuero interior, "han repetido tanto que soy un gran dibujante que voy a probar ahora que soy un gran colorista"...Es más, las composiciones iniciales de la serie, en 1986 , que denotaban una búsqueda insólita, tendían a "mutar" hojas y tallos en elementos manufacturados por el hombre (o en objetos que lo sugerían). Insistían no solo en las gradaciones tonales, sino en un volumen conseguido gracias al énfasis en los aspectos cromáticos.

MARIANNE DE TOLENTINO

 

 

Ureña Rib has seen his work exhibited around the World and holds a prominent position on the Art scene in his own country, but he admits to be particularly drawn to Montreal, which he visits annually. Renting a studio in the downtown Belgo Building, he immerses himself enthusiastically in the creative and diverse atmosphere of Montreal producing here his works.

FERNANDO URENA RIB

ART STUDIO

 

 

CONTACT INFORMATION

  

 

Revisado: June 01, 2013
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. ALL RIGHTS RESERVED

 

Home Contact us Search for Artists profiles Latin Artists Directory
© Latin Art Museum 2006.
free hit counter